Valoración Geriátrica Integral




El curso se centra en la enseñanza de la valoración geriátrica integral como herramienta clínica multidimensional común de todo aquel profesional que atienda a pacientes mayores; gracias a este instrumento, el profesional puede adquirir una mejor comprensión de las peculiaridades geriátricas y conocer el manejo diagnóstico y terapéutico más apropiado del mayor.

El curso cuenta con el sello de Calidad Docente de la SEGG y está dividido en cinco módulos. El primero aborda el concepto, los objetivos y los diferentes componentes generales de la valoración geriátrica integral en sus esferas básicas; asimismo, se describen los componentes elementales de las dimensiones funcionales, mentales y sociales.

En los módulos siguientes se va desgranando la evaluación de los síndromes geriátricos por excelencia. Así, el módulo 2 aborda la valoración de los trastornos afectivos, del sueño y del deterioro cognitivo, así como de los trastornos psicoconductuales.

Los trastornos de la marcha y las caídas se encuentran entre los principales síndromes incapacitantes funcionales, pero pueden revertirse eficazmente si se evalúan y se actúa de modo adecuado. En el módulo 3 se examinan en detalle.

El módulo 4 aborda la evaluación de fragilidad, sarcopenia y nutrición, tres variables a menudo unidas y, por tanto, con un manejo inexorablemente ligado, con repercusiones mutuas.

Por último, la valoración geriátrica integral del anciano en el medio comunitario (atención primaria y medio residencial) es el tema central del módulo 5, que a la vez hace hincapié en dos pilares fundamentales: por un lado, en la farmacopea, con la valoración de la prescripción inadecuada; y por el otro, en la planificación avanzada de cuidados al final de la vida. Y es que, como cabe recordar, hoy por hoy todos los pacientes geriátricos con enfermedad avanzada se encuentran o bien en el medio residencial o bien en el domicilio; de ahí la importancia de explorar con ellos (y, si es posible, con sus familiares) sus valores sobre el final de la vida, lo que facilitará la toma de decisiones clínicas.

Dr. Javier Gómez Pavón
Jefe del Servicio de Geriatría. Hospital Central de la Cruz Roja. Madrid.