Bibliografía Biomédica - Resúmenes

Las relaciones sociales favorecen el retraso de demencias por edad

07/10/2015

 

El envejecimiento de la población conlleva un incremento notable de enfermedades asociadas a la edad, como la demencia. Sin embargo, los expertos indican que factores como mantener una vida social activa pueden proteger frente al desarrollo del deterioro cognitivo asociado a la edad y a la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. 

Replica Handbags Hay evidencias que demuestran que las relaciones sociales favorecen lo que se llama la «reserva cognitiva», es decir,la habilidad del cerebro para tolerar o compensar mejor los efectos de la patología asociada a la demencia. 

Así, mantenerse socialmente activo y tener una ocupación laboral que requiera esfuerzo intelectual pueden favorecer una mayor reserva cognitiva y que no se manifiesten los síntomas de una demencia, tipo Alzheimer. 

La importancia de un diagnóstico temprano de esta enfermedad o de cualquier demencia también es determinante en su evolución. La exploración neuropsicológica que se lleva a cabo mediante entrevistas en las que se realizan determinadas pruebas, permite medir con exactitud el trastorno a nivel cognitivo que presenta un paciente. 

Actualmente existen pruebas estandarizadas que permiten medir cualidades como la empatía, es decir, la capacidad de ponerse en la piel del otro, la capacidad de reconocer emociones en la mirada o el conocimiento de normas sociales. En las demencias, la exploración neuropsicológica (NPS) es primordial para decidir si el paciente ha perdido la capacidad cognitiva o no y si ésta progresa. 

La exploración NPS de la conducta social es uno de los aspectos más difíciles de medir y debe ser incluida en la exploración de todo paciente con alteraciones de comportamiento.